Mi única verdad

 

image

Un día te cruzaste por el sendero de mis sueños

emergiendo por un mar transparente de nubes blancas

tus ojos me descubrieron fijándome en tu mirada

con la insolencia y seguridad de saber lo que buscabas

tu reflejo destellante susurró cantos en mis ojos

mientras tu alma se sumergía en mi noche alada.

 

Deslumbraste mi alma como alumbra

el reflejo del sol sobre el manto frío del mar

más allá de la razón y sin siquiera imaginar

el infinito universo que me habitaba ya.

 

Aquí donde la letras se transforman en fuego

y se confunden ternura, deseo, pasión y juego.

Aquí donde puedo sentir cómo

tus ojos cambian de expresión

y tu mirada sensual y penetrante

desnuda mi timidez en un instante.

Aquí donde siento a mi vida oscilar bajo tus manos

como una  promesa de llegar a la eternidad.

 

Y me entrego y te entregas

y me rindo y te rindes…

nos rendimos hasta ver

a nuestros cuerpos vencidos.

 

Ay, amor…

si ya te entregué todo

lo que se puede entregar

dime, di…

¿qué más te podría dar?

 

Te vi pasar por mis sueños

y hoy eres

mi única verdad.