CLAMOR

Elegías

Hay tantas palabras apresadas en este silencio,

te miro y sólo deseo abrazar tu alma,

tratando de que me sientas

y también me abraces.

Dime que lo haces y que no dejarás de hacerlo.

Dime que tu corazón no deja de escuchar

cómo mis latidos te pronuncian.

Dime que tu mirada siempre

me besa y acaricia cada vez que me lees.

Dime que no dejas de sonreír

cada vez que evocas mi sonrisa.

Dime que no dejas de sostener

mis latidos, que a ti se aferran

como la raíz se aferra a la tierra

clamando su espacio para Ser.

Ver la entrada original