Nunca serás ausencia

Mientras te dibuje en mi mente

 y logre escuchar tu sonrisa,

nunca serás ausencia.

Mientras mis manos recreen

en mi piel tus caricias,

nunca serás ausencia.

Mientras perfile tu rostro

con mis dedos y te de vida,

nunca serás ausencia. 

Mientras cierre mis ojos 

y me entregue a la verdad de tu aroma,

nunca serás ausencia.

Mientras me desvele resucitando en tu abrazo

y logre romper el frío de la madrugada,

nunca serás ausencia. 

Porque al descubrir cómo ser vida, 

alegría y canto, recordando tu cercanía…

nunca más serás ausencia.